AGREGAR A FAVORITOS

ESPAÑOL

  ENGLISH

Inicio

Escuela de Fútbol Argentino

The Soccer Clinic

Prensa

Quienes Somos ?
Galeria de Fotos
Formula Uno Internacional
Fútbol Femenino
Venta de Entradas de Fútbol 
Franquicias Escuela Fútbol Argentino

Ingresa tu C.V

Base de Datos/Futbolistas

Directores Técnicos

DT y Fútbolistas Destacados

Agentes

Apellido y Nombre

 

E-mail

 

 

Intercambio de Links

 

 

 

Radio Continental de Argentina, para seguir todo el fútbol con Victor Hugo Morales y su equipo.

"Una de Dos" El Programa de Walter Saavedra, los Sábados de 13 a 16 Hs. y los Domingos de 10 a 22 Hs. todo el Fútbol con "Super Olé"

Click Aquí

 

Fútbol con Humor

Por: FLOPEZ

(Ver Galeria de Comics)

 

 

El coach argentino

César Luis Menotti

y el director de El Potrero

 Enrique Amarante


Rubén Capria (El Mago) junto a Esteban Amarante

 uno de los Directores de 

El Potrero

 (Foto tomada en el Gimnasio Flex Gym  de la ciudad de Necochea, Argentina),

 este lugar es elegido por Equipos 1ra Div.

 A.F.A y nuestra Escuela de Fútbol El Potrero  

Rubén Capria es jugador de la Primera División del 

club Newlls Old Boys de la A.F.A. 

Campeón Torneo Apertura 2004

Este  equipo realizó la pretemporada en la ciudad de Necochea (Argentina)

sede de nuestra escuela de fútbol EL POTRERO


El coach argentino Julio Olarticoechea (El Vasco) y nuestro director Enrique Amarante, durante la realización de la Clínica, training y clases teórico - práctica; llevado a cabo con el equipo de fútbol Las Jerezanas 

(Puerto Rico).

Prof. Gustavo Arce y Enrique Amarante Director de El Potrero.

 

Programa de Capacitación e Intercambio Profesional, curso realizado sobre "Fútbol Infanto Juvenil" 

 

 

 

Campeonato Mundial de Fútbol 

ALEMANIA 2006

 

     


Jugá con el Mundial

y GANÁ IMPORTANTES PREMIOS !!!

 

Click Aquí

www.esportshop.com.ar

 


 

 

ITALIA CAMPEON DEL MUNDO

Por Guillermo Tagliaferri

Los penales le dieron a Italia su cuarto título de campeón mundial. Antes de esta serie para quebrar la igualdad en el resultado, hubo noventa minutos y otros treinta extra donde cada uno expuso sus condimentos: los franceses con más "glamour" y los italianos con más "forza". Y salió un partido entretenido, pese a algunos altibajos, con Italia adelantado y controlando. Pero fue Francia quien sonrió primero, con la calidad de Zinedine Zidane picándole la pelota --que pegó en el travesaño y entró-- a Buffon para convertir el penal originado en una infracción de Materazzi a Malouda. Llegó el empate italiano con un salto y cabezazo de Materazzi. Y estuvo cerca del segundo con un frentazo de Toni que dio en el travesaño. Crecieron los franceses, con la movilidad de Ribery y el continuo talento de Zidane. Era más vistoso lo de Francia y más sólido lo de Italia. El mejor trato, el mejor juego y los atributos técnicos correspondían al equipo galo. Insólitamente Zidane oscureció su último partido aplicándole un cabezazo en el pecho a Materazzi. Tan inexplicable como censurable en un jugador de la experiencia de Zidane, que encima había mostrado un alto nivel de juego a partir de los octavos de final de esta Copa del Mundo. Esta expulsión, muy bien determinada por Horacio Elizondo de gran actuación, afectó a Francia. No sólo a nivel futbolístico, sino sobre todo anímico. El tiempo suplementario no varió el 1 a 1 y así fue necesario acabar con los penales. Italia volvió a ser el campeón, con un equipo algo más audaz que los antiguos cattenaccios. Con el mejor arquero del Mundial, Buffon, con una defensa segura, con un Grosso que fue revelación desde la punta izquierda, con la experiencia de Cannavaro, Gattuso, Nesta, con la presencia y pegada de Pirlo, con jugadores ofensivos que no alcanzaron gran brillo pero cumplieron como Toni, Totti o Del Piero, y hasta con un argentino nacionalizado como Camoranesi. Italia campeón. ¡Felicitaciones Azurra!

  

LA ETERNA PARADOJA ARGENTINA

Por Sergio Levinsky (Desde Alemania)

Se dice que hay cuatro tipos de paises en el mundo: los desarrollados, los subdesarrollados, Japón y Argentina.....Japón, porque con nada lo hizo todo. Y
Argentina....lo cierto es que esta paradoja, que podría sintetizarse en una enorme extensión de tierras con gran variedad de climas y posibilidad de cultivo,
suelo rico y pocos habitantes y de todas las razas posibles, y con el desarrollo de una cultura que era la envidia del mundo, ha llegado a que la mitad de su población navegue en la pobreza.

Por que el fútbol iba a ser distinto a esta paradoja? si siendo miembro fundador de la FIFA, pudo organizar su Mundial despues que Uruguay, Brasil, Chile y Mexico, o siendo fundador del COI jamás pudo acercarse a organizar los Juegos Olímpicos, no es distinto que no participara, por distintas razones en los mundiaales desde 1934 (fue por un partido a Italia con un equipo provincial) hasta 1958, y en Suecia se dió el lujo de no convocar a Di Stefano y a Sívori (vaya nenes), lo mismo que en Chile 1962, donde el primero jugó para España, y el segundo para Italia. Más tarde se dió otro lujo: desestimar a Diego Maradona, o no tener casi en cuenta a Alonso y Bochini.

La Argentina da para todo: tierra de promisión, acostumbrada a la abundancia, termina en esa abulia contagiosa e inexplicable.

Ahora llegó el turno del pibe Messi, y la pregunta del millón la cargara José Pekerman para toda su vida? Como dejar la joya de la corona sentada en el banco, para que en su lugar entrara un pusilanime y acaso buen jugador como Julio Cruz, un delantero alto, para luchar contra defensores aún más altos, fuertes y determinantes que el.....es decir, a la eterna fuerza física, le oponemos...algo de fuerza fisica. Si el fútbol argentino siempre fue un juego de ras del piso, ahora, luego de haberlo practicado y pregonado por dos años, se nos ocurria tirar todo por la borda en los últimos minutos, para entregar pelota y terreno a quienes desesperaban por haberlo perdido.

Indudablemente, hay cosas que quedaran en el interior de Pekerman, pero nos suena mucho a un fallo mucho mayor que un error, sino la caida de sus convicciones
en el momento menos pensado. Y eso duele mucho mas. No hay peor derrota que aquella que estaba a punto de ser victoria historica, y que queda en la nada por errores
propios. 

Argentina hizo un buen Mundial, y pudo, incluso, ser campeón. No le faltó tanto. Si, en cambio, le faltó la convicción para serlo, para defender un sistema de juego que siempre nos caracterizo y por el que fuimos admirados y aun hoy somos temidos, aunque nos
empecinemos en tratar de que nadie nos quiera, no solo no jugando, o inventando los "dobles cincos" para seguir sacando gente que ataque, o poniendo cruces para quitarnos de encima los messis. Tambien cuando fuera del campo de juego, primero agarramos un microfono para agradecer al publico que nos acompanie en los entrenamientos y arrojamos pelotitas de regalo, y nos vamos sin que nadie nos vea, sin saludar, sin agradecer, sin conferencia de prensa, y si es posible, agrediendo a patadas al rival. No hay caso, es la paradoja argentina. La eterna busqueda de compensar,
agrediendonos, todo lo bueno que tenemos naturalmente. 
Cambiará esto algun día?

ARGENTINA SALE POR LA PUERTA DE ATRÁS??

Por Sebastián Giunta desde Alemania

Una verdadera lástima lo mal que nos vamos de Europa con tan desagradable imagen despues de haber demostrado lo bien que los argentinos jugamos al fútbol y pienso que todo el trabajo y el esfuerzo que se realizó para llegar y jugar tan bien lo opaca el pequeño incidente despues del partido. Y las decisiones técnicas, con los cambios efectuados en el partido.

Parece repetirse un todos los mundiales en la manera que nos vamos y siempre, es en una nota baja y desagradable. Y despues nos calentamos cuando nos llaman sudacas e indios en Europa.

Tambien se entiende que da muchisima impotencia perder por penales y un partido ya ganado, esto me recuerda a la última final de la copa america con Brasil cuando ya teniamos el partido ya ganado y lo perdimos muy mal con el gol de Adriano antes de finalizar el partido para empatar el marcador y despues para completarla nos vamos con el gusto amargo de los penales.

El otro punto a considerar es las malas decisiones de el grupo técnico argentino, llevando tan buena reputación en todo el torneo y justo a la hora clave de realizar las movidas más importante no se realizan.

Estamos de acuerdo que el cambio de Abondanzieri no tenia alternativa, pero la falta que le comete Klose al arquero argentino para mi fue intencional para sacar a un jugador clave de este encuentro. Y unas de las figuras del equipo nacional.

Con la lesión de el arquero argentino tambien se pierde un cambio.
El otro cambio que no tiene explicación para muchisimoa argentinos fue el de sacar a Riquelme que para mi y muchisima gente fue una decisión totalmente equivocada.

Es mas cuando sale Riquelme el público aleman se agranda y comienza a alentar mas a sus jugadores sabiendo el error cometido por el entrenador argentino.

No haber convocado a Messi, Aimar o Saviola para jugar un fútbol más al estilo argentino, rápido, por abajo de toque y poseción para llegar mejor al fondo de la defensa alemana no pudo ser logrado porque trato de llegarles a los defensas alemanes con un juego totalmente diferente al nuestro.

A mi me dio la impresión de que estaba tratando de imitar a los alemanes fisicamente y eso es imposible.

Finalmente la próxima pregunta en la boca de todos, es quien será el sucesor de Pekerman o si se quedara?. Esperemos que la decición para convocar al nuevo DT sea la correcta y si no lo es igual, la vamos a tener que aceptar como sea y a sufrir, como buenos argentinos que somos.

Desde Alemania

Sebastian Giunta

Nota: Sebastián Giunta, es argentino, reside y trabaja en Sydney , Australia.
como fotógrafo da la mirada diferente del campeonato del mundo.
y como periodista, la opinión del hincha de tablón, que trata de dar una
mirada pasional a este hermoso deporte.

Sabemos de su esfuerzo y pasión por el fútbol Argentino, desde www.elpotrero.com.ar un abrazo, y felicitaciones.!!!!!!!!!

 

SORPRESA Y LECCION DE FÚTBOL A CARGO DE FRANCIA

Por Guillermo Tagliaferri

Con una lección de fútbol bien jugado y hasta con varios lujos, Francia dió la gran sorpresa del Mundial. Hasta podría afirmarse, con argumentos válidos, que el 1 a 0 quedó corto teniendo en cuenta la gran producción de Zinedine Zidane y compañía. Con los mejores argumentos de Brasil, Francia volvió a darle un golpe a los sudamericanos por tercera vez consecutiva en la Copa del Mundo: lo eliminó, en la serie de penales, en México 86 (1-1 el partido y 4-3 el desempate) y lo goleó en la final de 1998 (3-0). Desde el comienzo, los franceses manejaron el balón con acierto, mostrando la magia,
que muchos pensaban acabada, de Zidane y conquistando la zona de creación.
Aunque enfrente estaba el enorme candidato al título y todas sus estrellas rutilantes, las ambiciones correspondían a Francia, mientras Ronaldo y Ronaldinho, enormes jugadores, pasaban desapercibidos. En plena hegemonía francesa y con Brasil desorientado por el toque de los dirigidos por Domenech, de un tiro libre ejecutado por Zidane nació el gol del quiebre: lo recibió Henry, sólo en el segundo palo, para convertir con su pie derecho.
No se conformó Francia, Zidane siguió desparramando lujos y talento. Y Brasil recién sobre el cierre elaboró peligro, para darle más emoción al cierre de uno de los mejores partidos de esta Copa. A propósito de Zidane vale recordar algunos datos personales: nació en Marsella el 23 de junio de 1972, jugó en Cannes, Bordeaux , Juventus y Real Madrid; en la Selección de Francia actuó en 106 partidos y metió 29 goles. Este Mundial será su despedida del fútbol, aunque viéndolo jugar como lo hizo ante España y sobre
todo en este partido ante Brasil, sería lindo que siga en acción.

 

NO LLORES POR MI ARGENTINA

Por Guillermo Tagliaferri

Los penales, esa auténtica lotería del fútbol, decidieron que Argentina se despidiese anticipadamente del Mundial 2006. Aunque la eliminación empezó a gestarse unos minutos antes, con los reemplazos incorrectos.Nada que objetar sobre la salida de Abbondanzieri, obligada por la lesión del arquero, pero cuando se fue Riquelme, inteligente para cuidar la pelota y meter la pausa pese a que no estuvo en su mejor nivel, lo más apropiado hubiese sido el ingreso de un jugador de similar características (Aimar) y no un volante defensivo. Así Argentina perdió terreno y poseción. Y para acompañar a Tévez, que jugó un partido excepcional, lo mejor hubiera sido un habilidoso que desequilibre jugando por abajo (Messi o Saviola) y no otro hombre de área y rebotero. Muy bueno había sido el comienzo argentino, con un equipo absolutamente concentrado y atento, tal cual lo requería el partido.

Luchando, metiendo y además manejando el balón con cuidado y precisión. Sólo faltó buscar más el arco, ser más incisivo en el área alemana. A poco de comenzado el segundo tiempo, Riquelme ejecutó el córner y Roberto Ayala saltó y cabeceó para desatar el gran festejo argentino. Alemania, como de costumbre, no se inmutó anímicamente: siguió con su estilo mecanizado y aceitado. Y mientras Argentina se iba retrasando y equivocándose en los cambios, los alemanes sin ponerse nerviosos buscaron la igualdad. Un doble cabezazo culminó con el frentazo goleador de Klose. 1 a 1 y otra vez a empezar. Más lucha, más fricción, bastante de cansancio en los treinta
minutos, que  pasaron sin novedades y se arribó a los penales. Y allí no fallaron los dueños de casa. Queda el sinsabor de que justamente Roberto Ayala, el futbolista argentino de mayor rendimiento en esta Copa del Mundo, haya sido el primero en no convertir. El Ratón no merecía esta despedida. De todos modos, el balance para Argentina es bueno: mostró su poderío y tuvo varios momentos elogiables. 

Aunque, por supuesto, duele quedarse al costado de la ruta cuando se tiene combustible como para llegar hasta el final del recorrido.  

Con grandeza, el camino de la gloria es más fácil

Por Sergio Levinsky (desde Nuremberg)

A pocas horas del partido de cuartos de final nada menos que ante Alemania, conviene reflexionar si efectivamente estamos en condiciones de avanzar a semifinales, y si efectivamente cuál es el nivel de la selección argentina en este Mundial que entra en la fase definitoria.

 

Si es por la prensa internacional o por la opinión pública, la selección argentina puede llegar lejos. Pero…esta aseveración, ¿tiene base? Por el momento, la selección argentina ha tenido varias caras. Una, la del primer tiempo ante Costa de Marfil, o aún mucho más lujosa, la de todo el partido ante Serbia y Montenegro.

 

Otra ha sido la del segundo tiempo contra los africanos, el deslucido partido ante Holanda, y la caída de nivel técnico y futbolístico ante México, cuando se estuvo al borde de la eliminación, de no ser por el tremendo golazo de Maxi Rodríguez, sacado de otro partido.

 

La selección argentina cumple con algunos buenos requisitos, como tener un entrenador pragmático, que cambia de jugadores sin problemas, en cualquier momento, y hasta de fases en un mismo partido, que juega con dos y hasta tres parejas de delanteros y que no duda en cambiar cuando es necesario. O tener una columna vertebral, con las destacadas actuaciones de Roberto Abbondanzieri en el arco, Roberto Ayala en defensa, Javier Mascherano en el medio, y la mayoría de delanteros.

 

Lo que no ha logrado aún es esa regularidad en el juego que se le pide a los equipos que realmente aspiran a ganar un Mundial. Creemos, por ejemplo, que no se deber{ia jugar con un central como lateral derecho simplemente porque no es lo mismo y porque esa adaptación, en este caso de Nicolás Burdisso, termina siendo una pérdida de tiempo al haber jugadores destacados (y reconocidos por el entrenador) para esa función.

 

Al mismo tiempo, no parece lo mejor jugar con la táctica del “doble cinco”, porque por un lado se asemeja al armado de un equipo de dobles en el tenis pero compuesto por dos singlistas, que no saben bien cómo resolver cuando la pelota cae al medio de la cancha, y porque, además, Esteban Cambiaos se encuentra con un bajón alarmante. Acaso el retorno de Luis González, de más manejo por la derecha, le imprima un mayor criterio para la circulación de la pelota. Por el momento, el pobre Mascherano ha tenido que hacer el trabajo de él y de Cambiasso, y por esta razón la pelota se ha perdido mucho o no se ha podido hacerla circular.

 

Lo mejor está en la parte central de la defensa, con Ayala en un gran momento, aunque Heinze no ha logrado la llegada al mejor punto de su producción, al igual que Riquelme. Esperábamos un gran Mundial de él, pero aún no se lo ha brindado a sí mismo, correcto en los pases o en el andamiaje del equipo, pero sin ese brillo que aparece muy seguido en sus equipos.

 

Si se le puede ganar a Alemania? Claro que sí. Técnicamente, Argentina es superior pero habrá que prestar mucha atención a los primeros 30 minutos, cuando los locales suelen sacar distancia, habrá que mirar bien en cada remate desde pelotas paradas o encontrar una forma de parar la buena cantidad de remates de media distancia. En los últimos años, tras la tristemente recordada final de Italia ’90, Argentina jugó cuatro veces ante Alemania, de las que ganó dos y empató dos, tres de estas cuatro veces en territorio alemán. No somos amantes de las estadísticas frías, pero algo indica. Al menos, que Argentina le cuesta mucho a los alemanes, que la dan como favorita.

 

El mejor camino para llegar a semifinales sigue siendo el de la grandeza. Con ella, con intentar un buen juego, con tratar de salir a mostrar la valía del fútbol argentino, jugando a nuestro estilo, por abajo, con habilidad y escondiendo la pelota y desesperando a los rivales,  las posibilidades aumentarán. No hay mejor camino que el de la grandeza.

   

LA DIGNA DESPEDIDA DE ECUADOR

Por Guillermo Tagliaferri

Con una actuación y una actitud muy dignas, Ecuador se despidió de Alemania 2006. Y más allá de que perder nunca deja una sensación agradable, los ecuatorianos ratificaron la mejoría de su fútbol y su inserción en un escalón más alto del que venía ocupando a nivel internacional. En su debut en octavos de final de un Mundial, no le pesó la responsabilidad, ni se acomplejó por tener enfrente a una de las potencias mundiales, Inglaterra.. Jugó con la frente alta, de igual a igual, intentando imponer su toque, pensando en llegar con sus argumentos de siempre hasta el arco de Robinson. Y hasta tuvo una situación clarísima para ponerse en ventaja, a los 10 minutos, cuando se equivocó John Terry y lo aprovechó Carlos Tenorio, quien dominó el balón, enfrentó al arquero y sacó un derechazo que se desvió en Ashley Cole y se estrelló en el travesaño. Giovanny Espinoza controlaba bien a Wayne Rooney, y los intentos de Steveen Gerrard y Frank Lampard, arrancando del medio, complicaban aunque no llegaron a lastimar. Muy parejo resultó el partido. La mínima diferencia que evitó la sorpresa en Stuttgart estuvo a cargo de David Beckham, ratificando su fantástica pegada con el pie derecho, sobre todo con pelota detenida. El tiro libre, ejecutado por el volante del Real Madrid a los 15 minutos del segundo tiempo, se elevó, bajó y entró pegado al poste derecho de Cristian Mora, que voló hacía ahí pero sin poder evitar el gol inglés. Superó el impacto anímico Ecuador y volvió a ir hacia adelante. Estuvo cerca, aunque no le alcanzó. De todos modos, Ecuador se mereció los aplausos.

 

UN GOLAZO PARA LLEGAR A LOS CUARTOS

Por Guillermo Tagliaferri

No hubo sorpresas y se d el ganador esperado: Argentina. Sin embargo, México fue un rival muy exigente y le dio un tremendo trabajo al equipo de José Pekerman. Mucho más de lo esperado. Un golazo de Maxi Rodríguez, bajando con el pecho un envío de Sorín y metiendo un zurdazo cruzado excepcional para desnivelar el resultado en el suplementario. Esa obra de arte del volante de 25 años que pertenece al Atlético de Madrid, le otorgó a Argentina el sacrificado pasaje a los cuartos de final. Un esquema ordenado e inteligente de México le permitió manejar la pelota en el primer tiempo, mientras a los jugadores argentinos les costaba acomodarse en el terreno. De entrada llegaron los goles, ambos nacidos en pelota parada. Festejaron antes los mexicanos, con un tiro libre de Pardo, desde la derecha, Morales cabeceando en el área y Rafael Márquez, ganándole la posición a Heinze, sobre la izquierda remató para el 1 a 0. Poco tardó Argentina en igualar. Riquelme pateó un corner desde la derecha y apareado con un amenazante Crespo, Borghetti cabeceó la pelota contra su propio arco. No decayó el ritmo con estos goles anotados antes de los diez minutos. Colectivamente se movía bien México, cuidada la pelota, se agrupaba en zona y mostraba coordinación y cohesión. Argentina insistía con su búsqueda del desequilibrio, intentando siempre en ofensiva, más allá que no siempre salía la jugada planeada. El esfuerzo físico se sintió en el segundo tiempo, las piernas pesaban mucho pero las voluntades no disminuían. Vinieron los cambios, con Tévez, Aimar y Messi se intentó imponer el talento para definir. México no dejaba resquicios, tapaba totalmente los espacios y además Oswaldo Sánchez ratificó que es uno de los mejores arqueros del mundo. Así con el 1 a 1 fue obligatorio ir al alargue. El golazo de Maxí Rodríguez decretó que Argentina continúe en el Mundial. La magnífica tarea de Mascherano luchando y cortando resultó vital en las últimas imágenes del alargue. El viernes, ante Alemania, comenzará otra historia para Argentina.

UN EMPATE QUE NO CAMBIA NADA

Por Guillermo Tagliaferri

De entrada, Argentina, con cinco cambios en relación a su formación titular, se mostró dubitativo y estuvo mal parado en la cancha. Le costó varios minutos entrar en ritmo. Fue Holanda quien hegemonizó el control de la pelota y del terreno, presionando y ganando en el mediocampo. Hasta que Argentina emparejó aplicando sus mejor arma: "la nuestra", es decir la habilidad y el desequilibrio. A cargo de Tevez, bastante, Riquelme, algo, y Messi, más o menos. Además fue importante la tarea de Maxi Rodriguez, apareciendo suelto por la punta derecha. Argentina tuvo la primera chance clara con una combinación entre Tevez y Messi y habilitación para Cambiasso pero llegó justo el cruce salvador de Boulahrouz para despejar. Otro situación favorable dispuso Argentina cuando Riquelme envió un centro amenazante y otra vez Boulahrouz, que encimaba a Tevez, despejó y su remate pegó en su propio travesaño. Y hasta su finalización, equilibrado resultó el partido, Ayala ratificó su solvencia y oficio y Abbondanzieri también volvió
a responder acertadamente cuando fue requerido. Así, Argentina y Holanda, que también utilizó varios suplentes, cerraron su participación en el Grupo C sin sorprenderse y manteniendo el invicto en el único partido --de los jugados y de los que jugarán a partir de ahora- con un 0 a 0. Un fase inicial superada sin problemas y con un respaldo para ser optimista en lo que viene para el equipo de José Pekerman.

ALLBACK Y EL GOL NUMERO 2000

Por Guillermo Tagliaferri

El sueco Marcus Allback quedó en la historia de los Mundiales por haber conquistado el gol número 2000. Su cabezazo, a los 5 minutos del segundo tiempo de Suecia-Inglaterra, significó el transitorio empate en un gol. 

Nacido el 5 de julio de 1973 en Goteburg, el delantero que utiliza la camiseta 20 juega en el F.C. Copenhagen de Dinamarca. El primer gol anotado en una Copa del Mundo había sido obra del francés Lucien Laurent, el 13 de julio de 1930, a 19 minutos en el partido jugado en Montevideo, frente a México. Laurent además de ese Mundial inaugural estuvo presente en los de 1934 y 1938. El partido finalizaría 4 a 1 a favor de Francia.

El gol número 500 de los Mundiales lo señaló, en Suecia, el escocés Robert Young Collins, en la derrota de su selección ante Paraguay 3 a 2, en Norköping el 11 de junio de 1958. El gol número 1000 se dió en Argentina; lo conquistó el holandés Rob Rensenbrink: abrió el tanteador ante Escocia, en Mendoza el 11 de junio de 1978. Los escoceses terminaron ganando 3 a 2, pero al delantero de Holanda le quedó el honor y el recuerdo permanente. Claudio Paul Caniggia convirtió el gol número 1500 de las Copas del Mundo, en Boston
el 20 de junio de 1994. El delantero argentino marcó el empate parcial en un partido que acabaría con triunfo de Argentina 2 a 1 sobre Nigeria. Hubo otro argentino que anotó un gol redondo en los Mundiales, fue Héctor "Chirola" Yazalde, quien al convertir el primero de Argentina ante Haití, el 23 de junio de 1974, llevó la cifra total a 900 goles. Su selección ganaría 4 a 1 el partido. El alemán Gerd Müller, hasta el momento el futbolista récord
como máximo goleador en los Mundiales (convirtió 14: 10 en México 1970 y los otros 4 en Alemania 1974) había señalado el gol número 800, cerrando un 5 a 2 de Alemania sobre Bulgaria, el 7 de junio de 1970 en León. Ese día "El Bombardero" Müller anotó tres goles.

 

ARGENTINA TIENE TOQUE,
ARGENTINA TIENE GOL...

Por Guillermo Tagliaferri

A puro lujo, a puro toque, a puro gol. De esa manera, Argentina produjo la mayor goleada y la mejor actuación colectiva, hasta el momento, de este Mundial. La riqueza técnica y la ambición ofensiva del equipo de Pekerman quedó rápidamente en evidencia y apabulló la resistencia que intentó ofrecer Serbia y Montenegro al comienzo. Poco puso hacer el equipo europeo que había clasificado invicto y recibido un sólo gol, en las eliminatorias, porque Argentina le quitó la pelota y la manejó con mucho acierto. Javier Saviola,
la gran figura del partido por su desequilibrio ofensivo, eludió a Gavrancic y mandó la asistencia para que Maxi Rodriguez definiese de derecha y le diese respaldo en el resultado a Argentina a los 5 minutos. Intentó nivelar Serbia y Montenegro, pero chocó contra un defensa segura. Tras una jugada excepcional, con una alta cantidad de toques llegó el golazo de Cambiasso para el 2 a 0. Saviola para Sorín, Sorín para Riquelme, Riquelme para Cambiasso, Cambiasso para Crespo, que devolvió de "taco" y Cambiasso
convirtió con su pie izquierdo. Un gol mal anulado a Crespo, por un inexiste offside no desanimó a los argentinos, que volvieron a festejar con otra jugada armada por Saviola, quien mandó el centro cruzado para que Maxi Rodríguez volviese a anotar. El segundo tiempo mostró mayor nivel de Argentina ante una Serbia y Montenegro desmoralizada y totalmente vencida. Tocando, luciéndose y dominando a voluntad. Y para darle más brillo a la clasificación tuvieron la chance del debut Tévez y Messi, los jugadores más
pedidos por todos. Los dos ratificaron su talento y su técnica. Y hasta se dieron el gusto de sumarse a los goleadores, pero antes Messi hizo una gran jugada por la punta izquierda, levantó la cabeza y al ver a Crespo entrando por el segundo palo  le dio el pase para el 4 a 0. Luego vino una genialidad de Tévez, por la izquierda a puro talento para una exquisita conquista. Y llegaría la media docena: Tévez tocó para Crespo, quien devolvió gentiliezas y cedió el pase para el derechazo al gol de Messi. Para cerrar una goleada
brillante y el pasaje a los octavos de final.  

ECUADOR, EN SU HORA DE GLORIA

Por Guillermo Tagliaferri

Tardó demasiado en lograr su clasificación a las Copas del Mundo, pero en su segunda participación consecutiva, Ecuador está demostrando que tantos años de enseñanza dieron sus frutos. Y que no sólo es fuerte en la altura de Quito, donde sumó 23 de los 28 puntos que le permitieron finalizar tercero en las eliminatorias sudamericanas, sino que también lo es en tierra alemana. En su primera experiencia mundialista, Japón-Corea 2002, los ecuatorianos habían ganado un partido (1 a 0 a Croacia) y perdido ante Italia (2 a 0) Y México (2 a 1). En Alemania, con sus bien elaboradas y merecidas victorias sobre Polonia y Costa Rica, acaban de conseguir su mejor performance de la historia. Con influencia colombiana en su táctica, ya que el proceso se inició con Francisco Maturana, continuó con Bolillo Gómez y se extiende ahora con Luis Suárez, Ecuador muestra la riqueza de sus futbolistas, jugando por las bandas, tocando con pelota a ras del piso y
fulminando en ataque. Sus hombres de ataque, como Agustín "Tin" Delgado (70 partidos y 31 goles en la selección tricolor y primer jugador de su país que actuó en la Premier League de Inglaterra jugando para Southampton, actualmente pertenece a Liga Deportiva Universitaria de Quito), Carlos Tenorio (juega en Al Sadd de Qatar), Edison Méndez o Iván Kaviedes le brindan poder ofensivo. La pelota llega bien tratada desde el fondo y el
medio, con defensores y volantes que se proyectan con ideas y claridad. Esta selección que mostró su calidad en sus dos primeros partidos de Alemania 2006 tiene la base del Mundial anterior, acompañada por apariciones destacadas de los siguientes años. Y deja en claro que el fútbol de Ecuador alcanzó un progreso notable en los últimos tiempos. Jugando por momentos con cadencia, acelerando en otros, descubriendo la riqueza técnica de algunos jugadores y el temperamento de otros, Ecuador se convirtió en uno de los mejores equipos en las dos primeras fechas de Alemania 2006. ¿Hasta dónde llegará? Depende exclusivamente de Ecuador.

 

ARGENTINA, UN TRIUNFO
IMPORTANTE Y POCO JUEGO

Por Guillermo Tagliaferri

Con momentos de buen juego, durante algunos pocos pasajes del primer tiempo, y con varios instantes de incertidumbre, sobre todo en el segundo tiempo, Argentina superó la prueba del debut mundialista. Arrancar ganando siempre es importante y sirve para achicar el camino hacia la segunda fase, eso fue lo principal para el equipo de José Pekerman. Las dudas que dejaron el funcionamiento son el tema para preocuparse y trabajar apuntando al próximo partido, el viernes 16 ante Serbia y Montenegro, pero con la tranquilidad que otorga tener tres puntos en la tabla de posiciones. Salió convencido y decidido a presionar Argentina y a buscar el arco africano. Con la anuncida línea de cuatro defensores, Maxi Rodriguez con ida y vuelta por derecha, Mascherano bastante retrasado y Cambiasso por izquierda. Riquelme, sin desarrollar totalmente su talento, como enganche. Y Saviola y Crespo arriba. Un cabezazo de Roberto Ayala motivó el primer susto para el arquero Tizié y la primera mirada a fondo a las distintas cámaras de televisión para ver si la pelota cruzó o no la línea de gol. Llegó el gol argentino con un tiro libre de Riquelme, que tras un rebote defensivo llegó hasta el estirado pie derecho de Hernán Crespo para poner el 1 a 0. Costa de Marfil luchó en el medio y fue un rival duro. Igualmente Argentina volvió a festejar, otra vez en una acción que nació en Riquelme enviando un pase perfecto en profundidad para Javier Saviola, quien definió muy bien ante el arquero. En el segundo tiempo, Costa de Marfil mejoró y fue más punzante. Didier Drogba estuvo cerca en un par de ocasiones, y también tuvo mayor y mejor compañía. Y tuvo su premio con el gol convertido cerca del final. Roberto Abbondanzieri y Roberto Ayala, firmes, era las figuras de una Argentina que había perdido el rumbo y la pelota. Y con un par de cambios imprevistos y prescindiendo de Tevez y Messi, altos factores de desequilibrio. Las imagenes finales estuvieron emparentadas con el sufrimiento. Pero Argentina terminó ganando en el debut. Y eso es importante.     

TRINIDAD Y TOBAGO,
LA PRIMERA SORPRESA

Por Guillermo Tagliaferri

 

Si uno revisaba los antecedentes, lo lógico era presagiar una cómoda victoria de Suecia sobre Trinidad y Tobago. Los respetados suecos, con presencia en diez Mundiales y una marcha arrolladora en las eliminatorias convirtiendo 30 goles en sus diez presentaciones, frente a la inexperta Trinidad y Tobago, que debutaba en un Mundial habiendo arribado tras el repechaje con Bahrein. Más a favor de Suecia: Ljunberg, Ibrahimovic y Larsson son un tridente ofensivo temible y sus goles son frecuentes en los torneos de Europa. Y el único enfrentamiento entre ambas selecciones, un amistoso en 1983, había sido 5 a 0 a favor de los europeos. Previo al Mundial, Trinidad y Tobago había perdido sus tres amistosos (2-1 con Gales, 3-1 con Eslovania y 3-0 con República Checa). Con estos antecedentes contundentes era imposible no suponer una goleada sueca. En el arranque del partido parecía que no habría sorpresas: Suecia presionaba, atacaba y los triniteños mostraban su falta de experiencia y su defensa la estaba pasando realmente mal. Sobrevivieron el primer tiempo, con su arquero Shaka Hislop (37 años, jugador del West Ham United inglés) custodiando el cero en su valla. Apenas arrancó el segundo período, un fuerte y descalificadora infracción de Avery John dejó a los caribeños con un jugador menos. al minuto de juego por expulsión. Fue la primera tarjeta roja de Alemania 2006.
Suecia insistió, Hislop completó su magnífica actuación y todo Trinidad y Tobago resistió y aguantó. Con mucho sacrificio y muestras de heroísmo grabó su debut en un Mundial con un resultado muy festejado. 

 

BUEN DEBUT DE ELIZONDO

Por Guillermo Tagliaferri

 

Horacio Elizondo, el segundo árbitro argentino en dirigir el partido inaugural de un Mundial, cumplió una destacada performance en Alemania 4-Costa Rica 2. Aplicó a la perfección el reglamento, estuvo acertado convalidando los dos goles de Paulo Wanchope, bien habilitado aunque en el límite de la posición adelantada. En un época donde los referís son objeto de polémicas y sospechas, Elizondo dio muestras de su capacidad y su equilibrio. Y respondió a las recomendaciones de la FIFA relacionadas con el fair play y las incorrecciones. Elizondo, de 42 años,  nacido el 4 de noviembre de 1963, profesor de educación física, es el mejor en su profesión en su país natal. En el debut mundialista fue secundado por sus compatriotas jueces asistentes Darío García y Rodolfo Otero.


El anterior árbitro argentino que había dirigido un partido inaugural en un Mundial fue Angel Norberto Coerezza, quien actuó en Alemania 0-Polonia 0, el tímido arranque del Mundial Argentina 78. Coerezza además fue el único árbitro argentino que dirigió en dos Mundiales. En México 70, le tocó México 4-El Salvador 0 y Alemania 3-Inglaterra 2, y fue juez de línea en la recordada final Brasil 4-Italia 1. En 1978 sólo fue árbitro principal en el cotejo inaugural.


Doce árbitros argentinos actuaron en Mundiales, incluyendo a Elizondo y Coerezza. La lista se completa con: Bartolomé Macías (en Uruguay 1930), Juan Brozzi (Suecia 1958), Roberto Goicochea (Inglaterra 1966), Luis Pestarino (Alemania 1974), Arturo Iturralde (España 1982), Carlos Espósito (México 1986), Juan Carlos Loustau (Italia 1990), Francisco Lamolina (Estados Unidos 1994), Javier Castrilli (Francia 1998) y Angel Sánchez (Japón-Corea 2002).

 

"Mercado de Pases del Fútbol Argentino"

UN MERCADO MOVIDO

Por Guillermo Tagliaferri

 

A diferencia de lo sucedido en los últimos años, esta vez el mercado de pases del fútbol argentino arrancó bien movido. El regreso de Juan Sebastián Verón al club de sus orígenes y amores, Estudiantes de La Plata, es hasta el momento la transferencia más importante. La "Brujita" decidió cerrar su experiencia europea, que arrancó en Sampdoria y siguió en Lazio, Inter, Manchester United y Chelsea siendo campeón en varias oportunidades, y pese a las propuestas de los poderosos Boca , club donde ya había jugado, y River prefirió cumplir su sueño y volver a Estudiantes. Más de 7.000 hinchas del club de La Plata le dieron la bienvenida al ídolo. "Era una cuenta pendiente para mi y pude cumplirla. Mi regreso a Estudiantes fue una decisión personal", dijo Verón. Otro que retornó desde Europa fue Roberto Nanni, el centrodelantero goleador surgido de Vélez, que en los últimos tres años jugó en Dinamo Kiev, Almeria, Siena y Messina, firmó para San Lorenzo. Banfield, que afrontará las Copas Sudamericana y Libertadores, incorporó a Cristian Bardaro, el habilidoso puntero derecho ex Vélez, al goleador Silvio Augusto "Pulpo" González, que la temporada pasada jugó en Arsenal y anteriormente paseó sus goles por Lanús, San Lorenzo y los españoles Córdoba y Numancia, y al marcador central Carlos Augusto Galván, ex Racing, Lanús, Argentinos Juniors, Atlético Mineiro, Santos, Paysandú, Ciudad de Murcia y ultimamente en Olimpia de Paraguay. River Plate contrató dos marcadores centrales: Federico "Colorado" Lussenhoff, ex Rosario Central, San Lorenzo, Colón, Tenerife, Mallorca y Cruz Azul, y a Eduardo Tuzzio, que ya había jugado en el club millonario y que ahora retornó desde Mallorca. Racing Club, que tendrá nuevamente a Reinaldo "Mostaza" Merlo como director técnico, también compró jugadores: el delantero Gonzalo Rubén Bergessio, ex Platense e Instituto, y a Sebastián Romero, ex Gimnasia La Plata y Banfield y con pasado europeo en Betis, Toulouse y Córdoba, quien ya había jugado, también con Merlo, en Racing. Y en las próximas horas continuarán las novedades, existen muchas gestiones en marcha. 

 

La FIFA, en el camino del rédito económico

Por Sergio Levinsky (desde Alemania)

 

Cuanto gana Blatter en la FIFA? Esa parece ser “la pregunta del millón” para seguidores del fútbol de todo el mundo, pero una especie de muro se cierne sobre quién ose moverse para investigarlo. Desde que asumiera como presidente de la FIFA en 1998, venciendo en elecciones al sueco Lennart Johansson, el suizo Joseph Blatter aumentó notablemente su patrimonio y también la propia FIFA dió un vuelco como institución, ahora llena de sponsors, que permiten que por ejemplo lo que antes era un costo para cada federación, a la hora de viajar a un Mundial, ahora tenga apoyo de un millón de dólares tan solo por llegar a la fase final, como en este caso, Alemania 2006.

 

Cuando por fin termina “la olímpiada mundialista” (el tiempo entre dos mundiales) y la euforia se apodera de la mayoría de los aficionados y se encuentra a full la maquinaria del negocio, el periodista ingles Andrew Jennings, investigó los movimientos de la FIFA en los últimos tiempos, desde que Joao Havelange se hace cargo de la presidencia en Alemania 1974, hasta llegar nuevamente a Alemania pero en 2006 en el libro “Tarjeta roja”, de aparición reciente.

 

Jennings, repudiado y mal visto por la FIFA, se atrevió a preguntarse “cuanto gana Blatter”, algo que muchos quieren saber pero que parece tabú, aún cuando los dirigentes de la FIFA insisten en que la institución es “abierta” y que está dispuesta a suministrar todo tipo de informaciones.

 

Por ejemplo, Jennings dice en su libro que Blatter gana “mas de 2.500.000 francos suizos por temporada”. El secretario general, el tambien suizo Urs Linsi (es decir, el Blatter de Blatter),  sostiene que la FIFA “debe ser todo lo transparente posible y me pueden preguntar lo que quieran”, pero  Markus Siegler,  de Prensa, a la pregunta de “cuanto gana Blatter”, responde de la siguiente manera: “la cuestión de las compensaciones (no habla de “salario”) de nuestro presidente, estas fueron votadas en forma unánime por la Comisión de Finanzas el pasado 15 de diciembre en Madrid, y ratificadas  el 6 de marzo de 2003 en Zurich. Gracias por su comprensión”.

 

Siegler agrega más datos a la explicación: “nosotros debemos respetar las pautas culturales de cada país y en Suiza, los salarios no son publicables”. Sin embargo, dentro de la FIFA se habla de un salario de 4 millones de francos suizo y (poco mas de 2,5 millones de euros, pero que podría llegar a los 15,5 millones, y su penhouse en la zona de Zollikon le cuesta a la FIFA 8000 francos suizos mensuales, y además hay que contar con el Mercedes Benz, la prima que cobra en carácter de antiguo secretario general y un “regalo” que antes de retirarse le dejó Joao Havelange de un millón de dólares.

 

Pero esto no es nada: Blatter cobra 500 dolares diarios de viáticos cada vez que se mueve de Suiza o tiene que dar algun discurso en la propia sede, mientras que Havelange conserva aun la tarjeta de crédito dorada que usaba en sus tiempos de presidente de la FIFA.

 

Los negocios con sponsors fueron brillantes en este tiempo, hasta terminar de convertir a la FIFA en aquel pronostico de Havelange, que la denominó “la multinacional del fútbol”, pero los muchachos no se detienen allí.

 

Los periodistas comenzaron a notar las diferencias en las coberturas en los mundiales a partir de Japón-Corea 2002, cuando se acabaron los regalos incluso de objetos tradicionales, y se paso de tres centenares de computadoras con internet en 1998, para dos mil enviados especiales, a dieciseis máquinas con internet para cinco mil, en 2002. Los periodistas del Tercer Mundo, incluso algunos que duermen en el mismo centro de prensa, que se las arreglen. Ahora, la FIFA ya supone que un periodista debe venir munido de su portátil y la única posibilidad de conexión wi-fi es comprando una tarjeta de 290 euros, que solo sirve para tres sedes (en el resto, debe pagarse extra), o una carta de teléfonos por 20 euros cuando en las tiendas vale la mitad, o comprar teléfonos móviles en 69 euros, cuando en los negocios vale 29.

 

De este modo, la tendencia al vaciamiento de los centros de prensa fue aumentando, y al menos en Nuremberg, la estacion central de trenes se encuentra llena de periodistas acreditados que buscan cybercafes por un precio normal, mientras los voluntarios, conocedores de idiomas y dispuestos a facilitar el trabajo de los representantes de los distintos medios de todo el mundo, esperan de brazos cruzados que llegue alguien que les distraiga el día.

 

Algunas versiones indican que parte del alza de estos precios se podra deber a que las exigencias económicas (y acaso organizativas) de la FIFA chocaron con la total intransigencia del kaiser Franz Beckenbauer, quien llegó a decir que “desde 2010 no habrá ninguna libertad para los que organicen un Mundial”.

 

El Comite Organizador haba decidido realizar un gran espectáculo el míercoles 7, para festejar el inicio de la Copa del Mundo, dos días antes del partido inaugural, pero sorpresivamente, y a días de su lanzamiento, la FIFA cancelo por “razones técnicas” limitando todo al tradicional acto antes del partido inaugural, en este caso, el viernes 9 entre Alemania y Costa Rica.

 

REFUERZOS CON ACENTO ARGENTINO

Por Guillermo Tagliaferri

 

Argentina no sólo estará representada por los veintitres futbolistas que componen su nómina oficial, sino que además habrá otros cinco jugadores  nacidos en nuestro país que jugarán el Mundial de Alemania defendiendo los  camisetas de sus naciones de adopción. Con la confirmación que Mariano  Pernía, 29 años, nacido en Tandil y con pasado en Independiente antes de ser  transferido al Getafé, reemplazará al lesionado Del Horno en España, se  completó el quinteto. Roberto Miguel "Toro" Acuña, nacido en Avellaneda y  radicado desde pequeño en Paraguay desde donde regresó para jugar en  Argentinos Juniors, Independiente y Boca, jugará su tercer mundial  consecutivo para la selección guaraní. Mauro Germán Camoranesi, otro  futbolista nacido en Tandil y que tras jugar en Banfield pasó por Wanderers  Montevideo, Santos Laguna, Cruz Azul, Verona y Juventus, estará con la  selección de Italia. Pablo Mastroeni, nacido en Mendoza y mudado a Estados  Unidos de chico, volverá a estar en la selección norteamericana, igual que  en el Mundial 2002. Y debutará Guillermo Franco, nacido en Corrientes,  iniciado en San Lorenzo antes de pasar a Monterrey, donde fue campeón, y con  actual destino en Villarreal, jugando para la selección de México. Los  argentinos pioneros en jugar para otro país fueron Raimundo Orsi, Enrique  Guaita, Luis   Monti y Atilo Demaría, figuras de Italia campeona del mundo 1934. Antonio  Greco y Roberto Caparelli jugaron para Bolivia en el Mundial 1950 y Juan  Eduardo Hohberg para Uruguay en 1954. Italia volvió a recurrir a futbolistas  nacidos en Argentina en el Mundial 1962: Enrique Omar Sivori y Humberto  Dionisio Maschio, en ese mismo torneo Alfredo Di Stéfano actuó para España.

En 1966 Héctor Adolfo De Bourgoing y Néstor Combín jugaron para Francia.  Rubén Andrés Cano, ex Atlanta, vistió la casaca de España en Mundial 78. El  arquero Ramón "Chupete" Quiroga atajó para Perú en los Mundiales de 1978 y  1982. Jorge Amado Nunes jugó para Paraguay en 1986. En el Mundial de 1994  estuvieron Néstor Gabriel Subiat en Suiza, y Carlos Trucco, Luis Héctor  Cristaldo  y Gustavo Domingo Quinteros en Bolivia.  Juan Antonio Pizzi jugó  para España en 1998. Y Gabriel Esteban Caballero para México en el Mundial  2002.

 

CIEN VECES AYALA

Por Guillermo Tagliaferri

 

Roberto Fabián Ayala se convirtió en el tercer futbolista argentino que llegó al centenar de partidos defendiendo la camiseta de su Selección. 
Quienes jugaron y pasaron esa cifra son Diego Simeone con 106 partidos y Javier Zanetti con 102. En el amistoso, previo al Mundial, entre Argentina y Angola, en Italia, el actual marcador central del Valencia jugó su cotejo número cien. Nacido el 14 de abril de 1973 en la ciudad de Paraná, capital de la Provincia de Entre Rios, el "Ratón", que pesa 75 kilos y mide 1, 77 metro, comenzó su carrera en Atlético Paraná y se convirtió en profesional
en Ferro Carril Oeste, donde jugó 73 partidos oficiales y convirtió 1 gol, entre 1991 y 1993. En 1994 fue contratado por River Plate, donde jugó 41 partidos (además de 8 con un 1 gol por Copa Libertadores). Su firmeza, orden y seguridad para marcar, su capacidad para el juego áereo y su personalidad lo hicieron inmediato objeto de deseo para el fútbol europeo. Y en 1995 emigró a Nápoli, tres años después fue incorporado por Milan y desde 2000
actúa en Valencia. "Fue un partido especial. Jugar por centésima vez en la Selección me hizo entrar en la historia de AFA. Espero también hacerlo ganando el Mundial con Argentina", dijo Ayala, tras el partido con Angola.
En su centenar de apariciones, el defensor anotó seis goles. Su debut en la Selección fue en un triunfo sobre Chile 3 a 0, el 16 de noviembre de 1994, siendo Daniel Passarella el director técnico. Estuvo en los Mundiales de Francia 98, siendo titular en todos los partidos,  y Japón-Corea 02, pero no pudo debutar por una imprevista lesión muscular minutos antes del cotejo con Nigeria, y será titular indiscutido en Alemania 06. Entre las varias veces que integró planteles campeones, como en River, Milan y Valencia, se destaca la medalla de oro con la Selección Argentina en los Juegos Olímpicos de
Atenas 2004.

 

EL PRIMER RIVAL DE ARGENTINA

Por Guillermo Tagliaferri

 

Costa de Marfil es otro claro ejemplo del enorme crecimiento del fútbol africano en los últimos tiempos.  A la potencia y técnica naturales de los futbolistas de ese continente, los "Elefantes" le agregan una buena dosis de experiencia: veintidos de sus veintitres elegidos juegan en clubes europeos. Para lograr su primer aparición en un Mundial, Costa de Marfil, ganó su grupo clasificatorio con 7 triunfos, 1 empate y 2 derrotas (ambas frente al favorito Camerún, que quedó segundo en esa tabla de posiciones a apenas un punto de distancia), convirtiendo 20 goles y recibiendo 7. Su figura más conocida es el delantero Didier Drogba, de 28 años y reciente campeón inglés con el Chelsea, y el jugador más adelantado de un equipo rápido y con ambiciones ofensivas. El francés Henri Michel es el  director técnico; afrontará su cuarto Mundial, tras haber dirigido a  Francia (1986),  Camerún (1994) y Marruecos (1998). El esquema táctico que aplica Costa de Marfil es cuatro defensores, cuatro volantes, un media punta y un atacante neto. Utilizar la bandas para dar salida y sorpresa es una de las características. Las desatenciones defensivas son el punto flojo y la buena técnica para manejar el balón es una de sus virtudes. Además de Drogba, otros futbolistas marfileños para tener en consideración son los defensores del Arsenal, subcampeón europeo de clubes, Abib Kolo Touré y Emmanuel Eboué, y el marcador lateral zurdo Etienne Arthur Boka, del Strasbourg francés. En el mediocampo, Didier Zokora, del Saint Etienne, equilibrado y pensante, Kanga Gauthier Akalé, del Auxerre, que ofrece llegada, y el habilidoso Gilles Yapi Yapo, del Young Boys suizo. Para colaborar en el ataque con Drogba, están Arouna Koné, del PSV Eindhoven, o Bonaventure Kalou, del Paris Saint Germain. Costa de Marfil, país que tras la influencia francesa obtuvo su independencia el 7 de agosto de 1960 y que cuenta con una población superior a los 16 millones de habitantes distribuidos en sus 322.460 km2, será el primer rival de Argentina, el sábado 10 de junio en Hamburgo, en su debut absoluto en la Copa del Mundo. Luego enfrentará a Holanda, el viernes 16 en Stuttgart, y por último jugará con Serbia y Montenegro, el miércoles 21. Superar las hazañas de sus vecinos Nigeria, Camerún y Ghana es el desafío.

 

PARAGUAY, CON MEZCLA DE EXPERIENCIA Y JUVENTUD

Por Guillermo Tagliaferri

 

Intercalando jugadores que vivieron las experiencias de Francia 98 y Japón-Corea 02 con nuevas figuras, Paraguay está preparado para afrontar su séptima Copa del Mundo, tercera consecutiva. Carlos Gamarra (35 años), del Palmeiras, Denis Caniza (31), del Cruz Azul, Carlos Paredes (29), del Reggina, Roberto Acuña (34) y José Saturnino Cardozo (35), con pase libre tras su desvinculación de San Lorenzo, fueron parte de las selecciones paraguayas que llegaron hasta octavos de final en los últimos dos Mundiales. Quienes dejaron afuera de esos Mundiales a Paraguay fueron selecciones de gran potencial, que llegarían a las finales: Francia en el 98 y Alemania en el 2002. Para la Copa del 2006, entre las caras juveniles que convocó el director técnico Aníbal "Maño" Ruiz, están José Montiel (18), de Olimpia, Cristian Riveros (23), de Libertad,  Julio Dos Santos (23), del Bayern Munich, Edgar Barreto (21), del NEC Nimega, y Nelson Haedo (22), del Werder Bremen, debutantes absolutos en una nómina mundialista. "Se registró el cambio generacional sin complicaciones ni traumas. Hay muchos valores jóvenes que serán respaldados por los que tienen mayor experiencia", manifestó Ruiz. Dieciocho de los veintitres futbolistas paraguayos están actuando en clubes del exterior (Argentina, Brasil, México, España, Italia, Alemania y Holanda), mientras que cinco actúan en clubes de Paraguay. Tras jugar tres partidos amistosos en Europa, ante Noruega, Dinamarca y Georgia, Paraguay arribará el 5 de junio a Alemania. En el Grupo B competirá ante Inglaterra, el sábado 10 de junio; Suecia, el jueves 15;  y Trinidad Tobago, el miércoles 21. Será extraño no ver, en esta oportunidad, el avasallante físico de José Luis Chilavert, la figura más emblemática de Paraguay en los últimos tiempos, retirado del fútbol. Justo Villar, de Newell's Old Boys, custodiará el arco. El poder ofensivo tendrá el aporte de Roque Santa Cruz, doble campeón alemán con el Bayern Munich y cuya presencia estuvo en duda debido a la rotura del ligamento cruzado de su rodilla derecha, de la cual se recuperó satisfactoriamente.

 

A propósito de la lista y los modos

Por Sergio Levinsky desde Paris 


Ya se conoce la lista definitiva de 23 jugadores, dada a conocer por el director técnico de la selección Argentina, José Pekerman y aparecen las primeras conclusiones, y no solo de sus integrantes o quienes han quedado marginados, sino ciertas pautas que ha manejado el entrenador, algunas de ellas de modos de actuar, que nos van situando a pocos días de comenzar el próximo Mundial de Alemania.

 

La primera conclusión es que se trata de una profunda renovación generacional. Ya en su anteúltima visita a Madrid, Pekerman hablo, en la sede de la universidad Francisco de Vittoria, del problema que tenia por el “choque” generacional que se producía porque contaba con tres equipos campeones mundiales sub-20 sumados a los ya mundialistas de la etapa de Daniel Passarella, que afrontaban su ultimo ciclo con la camiseta celeste y blanca, y es claro que el técnico se inclino por el cambio, dejando afuera apellidos que en los últimos tiempos siempre estuvieron presentes, como Verón primero, y ya luego Zanetti, Samuel o Kily González, aunque salvo Zanetti, no se puede decir que se trate de alguna sorpresa, ni siquiera del todo en el lateral del Inter.

 

En cambio, no entendemos y nos parece excesivamente traumática la forma en que se excluyo a jugadores como Germán Lux o Martín Demichelis, no porque debieran estar (en el caso del arquero de River Plate, creemos que si, en desmedro de Leo Franco), sino porque no corresponde que sabiendo la fecha limite del 15 de mayo, se les avise con un frío llamado telefónico, de una noticia tan dura para un deportista de alto nivel. Habiendo un psicólogo en la AFA, sorprende muchísimo el proceder de alguien tan respetuoso de los derechos de los demás como sabemos fehacientemente de Pekerman, y entonces no nos lleva a otra conclusión que la de pensar que el entrenador no sabia o no tenia tomada la decisión, o tuvo alguna alteración final, ya sea por presiones o sugerencias o negociaciones o diálogos, sobre si llevar o no a estos jugadores u otros.

 

Y no estamos hablando de falta de carácter, porque si se toma en cuenta la composición de esta selección, Pekerman termina en gran parte saliéndose con la suya en cuanto a la renovación (solo hay cuatro ex mundialistas en los veintitrés), sino que estamos refiriéndonos a que tal como venia insinuando el presidente de la AFA, Julio Grondona, la lista definitiva hubo de ser consensuada con los máximos estamentos del fútbol nacional. No en vano el cargo de seleccionador nacional argentino es un cargo esencialmente político, disfrazado de “solo deportivo”.

 

Porque cabe preguntarse si Demichelis, quien fue convocado para el ultimo partido amistoso ante Croacia en el ya lejano marzo en Basilea, y quien nuevamente fue llamado para la jornada de convivencia en Boadilla, a la que solo no asiste porque se pospone por una semana y coincidían esos días con su partido final por la Copa Alemana con el Bayern Munich, no iba formar parte de la lista definitiva, aun cuando no rindió en su nivel en su equipo en los últimos tiempos.

 

O cabe preguntarse si Lux no iba a ser el tercer arquero, luego de haber terminado los Juegos Olímpicos de Atenas sin goles en contra o con una mas que aceptable actuación en la Copa Confederaciones de Alemania en 2005, y con un buen rendimiento general en River. Eso, de todos modos, no implica que Oscar Ustari no mereciera ir al Mundial, porque por lógica, quien todos saben que será casi seguro titular en el futuro, debería ir, aunque mas no fuere como tercer arquero, para ir tomando experiencia mundialista. El tema, aquí, era Franco, o bien, por que Ustari, de Independiente, apareció en la lista, cuando no parecía que iría a estar.

 

Creemos que había modos menos traumáticos de excluir a algún jugador, a no ser que, como decíamos, el propio entrenador no lo tuviera decidido hasta el final, y también, tomando el ejemplo del proceder de entrenadores de otros deportes, como Sergio Vigil, en el hockey sobre césped, se podía haber hablado mucho antes con un grupo de seis a siete jugadores para comunicarles que hay una lista de espera, y que solo serán convocados en caso de lesiones o lo que fuere. Jamás es lo mismo una llamada para decir que al final se contara con ellos, que para decirles que quedan excluidos.

 

Ya entrando en la composición de la lista, es claro que el entrenador se inclina mucho mas por aquellos jugadores que o bien juegan en Europa, o bien han ido jugadores suyos. Es valido como todo, pero es llamativo como en los últimos tiempos jugar en Europa es una especie de cheque al portador, que deja afuera a jugadores como Sergio Agüero, Fernando Gago, Lucas Castroman o Hugo Ibarra.

 

De todos modos, hay muchos delanteros, una gran riqueza del medio para adelante, y un gran interrogante atrás, con varios jugadores que no han rendido mucho a lo largo de esta temporada, o bien que regresan de largas lesiones.

 

También es claro que se va definiendo el dibujo táctico. El propio Pekerman hablo de un sistema con cuatro defensores, que por la numeración dada, pareciera que serán Coloccini, Ayala, Heinze y Sorín, luego dos volantes de contención, que serian Mascherano y Cambiasso, un eje y armador, como Riquelme, y tres delanteros, como Messi, Crespo y Tevez, lo cual terminaria siendo un 4-2-1-3 y que en algunos momentos podía pasar a ser un 3-3-1-3 o bien, si es necesario, la entrada de Aimar generaría un equipo muy ofensivo con un 4-1-2-3.

 

Las cartas están echadas, y la lista nos dio una pauta muy clara de lo que se acerca. El Mundial esta a la vista.

 

Inglaterra y los favores del regimen

Por Sergio Levinsky desde Paris 


No cabe duda de que Inglaterra tiene mucho que ver con el fútbol, al punto tal de que se dice (aunque es difícil constatarlo dado el tiempo que paso) que fueron los británicos quienes inventaron este maravilloso deporte, a partir de irle cambiando las reglas a fines del siglo XIX, pero en lo que claramente tienen influencia es en la organización y reglamentarización, algo que hicieron siempre con muchas mas actividades del hombre.

También durante esos tiempos fue cuando el cientista Max Webber se encargo de decir que los ingleses fueron los principales racionalizadores del mundo occidental, no tanto por ser ellos los inventores (como parece que pasa en el fútbol, que provino del continente asiático y hasta hay nociones de que los indios aztecas lo practicaban) sino los que le
agregaban reglas e institucionalizaban cada uno de los fenómenos sociales.

Otro tanto, aunque en menor medida, ocurre con los franceses, cuyo iluminismo guió tantos movimientos sociales y culturales desde aquellos tiempos de la Declaración de los Derechos del Hombre a fines del siglo XVIII.

Sin embargo, y regresando a nuestro quehacer, el fútbol, los ingleses parecen haber tomado hasta el codo cuando se les dio la mano.

Aprovechando su condición de potencia mundial y de país influyente en el movimiento
global, fueron generando una situación tal con la FIFA (y por supuesto con la UEFA), que cuando llego el momento de tomar partido, quedaron siempre entre los mas favorecidos.

La distancia geográfica, y el hecho de estar en Europa, es fundamental en esto que estamos diciendo, porque establece un mayor vinculo entre periodistas y medios, o dirigentes, con sus colegas funcionarios de las principales instituciones, que, para dar un ejemplo, jamás verán igual, con los mismos ojos, a un medio de prensa ingles, que a
uno de un país fuerte pero alejado geográfica, histórica, y cada tanto económicamente de los grandes poderes.

Si la capacidad diplomática inglesa nunca estuvo en duda, por que debería ser distinto con el fútbol? si el idioma que por años se hablo en la FIFA solo era el ingles, a lo sumo con el francés, y si los videos que circulan de la historia del fútbol se basan en el descubrimiento ingles, los primeros partidos en Inglaterra (porque pocos tienen videos grabados de aquellos tiempos), la primera derrota en Wembley, y el Mundial de 1966, sin pasar,
claro, por su debacle en Brasil 1950 ante Estados Unidos, cuando los medios
británicos publicaron que habían ganado 10-1 cuando por telégrafo les informaban que habían perdido 0-1, o su nula participación previa al creer que había demasiada superioridad en el juego,, por que entonces pensar que en la actualidad, a la hora de la verdad, la FIFA no establecerá un beneficio para los británicos? 

Siguiendo con esta línea, y cuando por fin se decidieron a participar en el mundo de los "mortales", la FIFA les concedió (faltaba mas) la organización del Mundial de 1966, que al decir de acaso su principal protagonista, el capitán argentino Antonio Ubaldo Rattin, "se trato del ultimo sin TV via satélite, y daba para cualquier tipo de tropelia, que se consumo contra los sudamericanos".

En efecto, los ingleses que tan bien montaron guerras por intereses, o que sacaron partido de guerras entre terceros, organizaron, como saben, o como la gran Agatha Christie planificaba los asesinatos que luego su gran Hercules Poirot descifraba con clave, cuando no, inglesa, se sacaron de encima a los tres rivales mas pesados, Brasil (campeón mundial
entonces), con Pele incluido, Argentina y Uruguay, ambos siempre molestos por su juego
al ras del suelo. 

Brasil termino con una enfermería y el recuerdo de Pele jugando en una pierna ante el Portugal de Columna, Eusebio o Simoes, sin que los árbitros dijeran nada. Y como Uruguay o Argentina eran huesos mas duros de roer, se pacto de manera infame algo que hoy seria ya intolerable, pero que en aquellos tiempos aun se aceptaba: en cuartos de final, el
Inglaterra-Argentina lo dirigiría el alemán Kreitlein, y al Alemania-Uruguay, el ingles Finney. Muy claro: al cabo, Uruguay era emilinada 4-0 con dos goles anulados y dos expulsados,
y Argentina sufria la expulsión tan convulsionada de Rattin, en un Wembley que hervia, que
debido al tiempo perdido en aquella situación, desde México 1970 se implementaron las tarjetas amarilla y roja. Los propios alemanes, contentos del pacto consumado, no repararon en lo que les esperaba en la final contra los locales.

Luego vendrían los años de la violencia de los hooligans, que no dejo mas remedio a la UEFA o a la FIFA que suspender a los clubes ingleses de las competiciones europeas, mientras todo el país futbolero reclamo a los gritos, y denunciando, ahora si, al "inmoral"
Maradona, que les hizo aquel gol con "la mano de Dios". Alli se levanto todo un pais.

Y ahora llega el postre con la lesión de Wayne Rooney.
Una mas de tantos cracks que podrían lesionarse, como Totti, como Messi, como Cafu, como Andrade. Lesiones que en el fútbol pueden ocurrir, a menos que el lesionado
sea...ingles. En este caso, en nombre de la historia, de la importancia que tiene Inglaterra en nuestras vidas, de su influencia en cada uno de nuestros quehaceres, la FIFA lo espera, solo a el, hasta el mismo día del primer partido de su selección en el Mundial.

Dios salve a la reina, una vez mas.

 

LOS MURCIELAGOS
DEL FUTBOL

Por Guillermo Tagliaferri


Además de la dirigida por José Pekerman en Alemania, otra Selección Argentina de fútbol afrontará el importante desafío de un Mundial este año. Son Los Murciélagos, el seleccionado de no videntes que defenderá su título de campeón mundial, en Buenos Aires entre el 23 de noviembre y el 1° de diciembre. En su plantel figuran Silvio Velo, el mejor futbolista no vidente del mundo, Diego Cerega, Oscar Moreno, Gustavo Maidana, Lucas Rodríguez, Iván Figueroa, Darío Lencina y Gonzalo Abbas Hachaché y el técnico es Gonzalo Vilariño. Los Murciélagos dependen de la FADEC (Federación Argentina de Deportes para Ciegos) y mediante a una gestión de Julio Grondona, la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) realizó un importante aporte para financiar parte de los costos del Mundial a realizarse en Buenos Aires. La AFA viene apoyando a la selección de ciegos y también les otorga la indumentaria oficial. Igual respaldo reciben de la Secretaría de Deportes de la Nación. Argentina, Brasil, España, Francia, Inglaterra, Corea y Japón, más otra selección sudamericana que aún no clasificó, serán las selecciones que competirán. Argentina había sido subcampeón en los Mundiales de Campinas (Brasil) 1998 y Jeréz (España 2000) y llegó al título en Rio de  Janeiro 2002 al superar en la final a España 4 a 2. El plantel campeón, dirigido por Enrique Nardone y con Gonzalo Vilariño como asistente, lo integraron: Darío Lencina, Gonzalo Abbas Hachaché, Silvio Velo, Oscar Moreno, Diego Cerega, Lucas Rodríguez, Iván Figueroa, Manuel Miño, Eduardo Díaz y Antonio Mendoza. También participaron Los Murciélagos en los  Juegos Paralímpicos de Atenas 2004, logrando medalla de plata, tras perder por penales en la final con Brasil. El año pasado, argentinos y brasileños no videntes volvieron a encontrarse en la final de la Copa América, en San Pablo, y allí ganaron los blanquicelestes. El apodo surgió de parte de los propios futbolistas, tras la consagración mundial en Rio de Janeiro: fueron ellos mismos quienes eligieron bautizarse como Murciélagos. Consecuencia de sus exitos internacionales, los torneos de fútbol organizados por FADEC vienen creciendo en convocatoria y repercusión en los últimos años y se sumaron a su torneo equipos de ciegos de clubes de AFA como River Plate y San Lorenzo.

BRASIL, EL GRAN CANDIDATO

Por Guillermo Tagliaferri

 

Si no se produce alguna enorme sorpresa, de esas que sacuden e impactan, todo parece indicar que Brasil se encaminará en Alemania hacia su sexto título mundial (fue campeón en Suecia 1958, Chile 1962, México 1970, Estados Unidos 1994 y Japón-Corea del Sur 2002). Es la opinión mayoritaria del ambiente futbolístico de todo el mundo. Y no es un pronóstico lanzado al azar, sino que se respalda en la calidad táctica de jugadores como Ronaldinho, sin dudas el futbolista de mejor técnica del planeta, Ronaldo, Kaká, Robinho y Adriano, un quinteto ofensivo insuperable. Si Carlos Alberto Parreira, el técnico de Brasil, consigue amoldar y darle la orientación precisa la selección "verde amarelha" será la que ofrezca mejores espectáculos y sea la gran candidata, sin soslayar el poderío de otros seleccionados, a coronarse campeona. Claro que los partidos hay que jugarlos y que nadie gana sólo por tener a las mejores estrellas. Brasil tendrá que demostrar en los campos de juego alemanes su fútbol arrollador y su famoso "jogo bonito". Clasificar en la exigente serie sudamericana resultó tarea sencilla para Brasil, que acabó en el primer puesto igualado en puntos con Argentina pero con mayor diferencia de gol. Dida con su experiencia y solvencia en el arco; los "eternos" Cafú y Roberto Carlos con sus proyecciones por los laterales y la potencia de sus remates; los centrales Lucio y Juan figuras en la Bundesliga y los volantes criteriosos Emerson y Zé Roberto, son los complementos del "quinteto mágico" ofensivo. Como para desatar un carnaval carioca en plena Alemania.

 

EN EUROPA SI SE CONSIGUEN CAMPEONES ARGENTINOS

Por Guillermo Tagliaferri

 

Varios de los flamantes campeones europeos tuvieron futbolistas argentino en sus filas. En Inglaterra, Chelsea acaba de sumar su tercer título (segundo consecutivo) de la Premier League, con el mundialista Hernán Jorge Crespo en su plantel. El delantero argentino, indiscutido titular en Alemania 2006, contribuyó con 10 goles en los 29 partidos que lleva disputados, aunque perdió su pulseada por la titularidad con otro atacante que estará en el cercano Mundial alemán: Didier Drogba, de Costa de Marfil. Sin embargo, Crespo, que ya venía de una extensa trayectoria en los clubes italianos Parma, Lazio, Inter y Milán, fue una pieza importante en el equipo de José Mourinho y cada vez que fue requerido respondió. Otro futbolista que seguramente representará a Argentina en la Copa del Mundo, dio la vuelta olímpica en Alemania: Martín Gastón Demichelis, volante central y ex River Plate, afirmado en el arrollador Bayern Munich, que se adjudicó su título número 20 de la Bundesliga. Portugal también tuvo a dos argentinos campeones con el F.C. Porto: Luis "Lucho" González, otro candidato a figurar en la lista de José Pekerman, y Lisandro López, ex delantero de Racing Club. González, ex volante de Huracán y River, es el goleador del equipo con 11 tantos. Olympiakos salió campeón en Grecia, contando con el marcador central Gabriel Schurrer, ex Lanús y con paso por varios clubes españoles (Racing de Santander, La Coruña, Las Palmas y Real Sociedad. Con los goles de Nicolás Alejandro Frutos, ex Unión, San Lorenzo, Gimnasia La Plata, Nueva Chicago e Independiente en su país natal, Anderlecht festejó en Bélgica. Barcelona se encamina hacia una nueva vuelta olímpica en España, y Lionel Messi es una de las figuras en un plantel colmado de grandes estrellas, más alla que su lesión lo marginó de los últimos partidos. También juega en el club catalán el delantero Maximiliano López, otro producto del semillero de River Plate. Roberto Damián Colautti volvió a salir campeón con Maccabi Haifa en Israel; el ex delantero de Boca y Banfield que usa la camiseta número 9. En el campeón israelí, que obtuvo una holgada diferencia para consagrarse anticipadamente y lograr su décimo título y tercero consecutivo, también actúa Fernando Lorefi
ce, ex Independiente. 

 

Las paradojas de la selección argentina

Por Sergio Levinsky

 

Todos sabemos que Brasil es, por lejos en este momento, la mayor potencia mundial de fútbol e incluso para muchos, Brasil es, directamente, el fútbol. No hay un sinónimo en el mundo mas claro de lo que es el fútbol que lo que juega Brasil. Sin embargo, ahora que se acerca otro Mundial, hay una paradoja que pasa por la historia de la selección argentina, que aunque parezca extraño, podría estar ahora encabezando el ranking con los mismos o mas títulos que su principal competidor sudamericano, con solo haber sabido aprovechar ciertas coyunturas o haber sabido moverse mejor en distintos ámbitos y por esta razón se suele decir que el peor enemigo de la Argentina son los propios argentinos y nadie mas (y no solo en el fútbol, claro esta).

 

Para 1910, los analistas de política internacional colocaban a la Argentina como país, junto con Australia y Canadá, entre los primeros del mundo por su excelente producción, sus climas y su escasa cantidad de habitantes. Treinta y cinco años después, la situación planteada por la Segunda Guerra Mundial dejaba a la Argentina en excelentes condiciones internacionales para ser uno de los grandes abastecedores del mundo, pero no solo no supo aprovecharlo, sino que allí, paradójicamente, comenzó su decadencia.

 

El fútbol no camina por un lugar diferente, como es lógico de pensar. Argentina es uno de los miembros fundadores de la FIFA, y desde siempre, una de las máximas potencias mundiales. Con la llegada del primer Mundial en 1930, las dos máximas potencias eran Argentina y su vecina Uruguay, pero no Brasil, muy alejado técnicamente de los dos equipos del Río de la Plata, que definieron los Juegos Olímpicos de 1928 en Amberes y el Mundial dos años después, con ambos triunfos para los celestes.

 

Para 1934, cuando Italia organizo el torneo, Argentina decidió concurrir con un equipo conformado con suplentes (ninguno pertenecía a la liga profesional), casi con una presencia simbólica, debido a que de alguna manera se plegó al boicot de Uruguay, devolviendo con la misma moneda la ausencia de Italia en el Mundial anterior. Así fue como Argentina fue eliminada en el primer partido ante Suecia. El campeón resultaría Italia…pero con cuatro oriundos de Argentina en sus filas (Guaita, Orsi, Monti y De Maria).

 

Como Argentina reclamaba para si el Mundial de 1938, creyendo en la alternancia de los dos continentes (Europa y Sudamérica), y el francés Jules Rimet volcó el torneo para su país, los dirigentes tomaron ahora la tajante decisión de no concurrir en desagravio, perdiendo así el inicio de lo que se llamo “La era dorada”, el brillante fútbol espectáculo argentino, que domino el continente sudamericano, goleando incluso reiteradamente a Brasil y Uruguay. Brasil, con Leonidas pero claramente un plantel inferior al argentino, culmino tercero. Argentina, en cambio, se dio el lujo de no presentarse, y muchos dicen que hubiera ganado claramente los mundiales de 1942 y 1946 (tal vez alguno de ellos como local) pero la Segunda Guerra Mundial impidió que se jugaran, quedando todo en una pregunta sin respuestas posibles.

 

Para 1950, cuando ya se iba apagando la gran generación de jugadores brillantes (Pontoni, Martino, Boye, Perruna, Marante, Bravo, Mendez, Pedernera y tantos otros), nuevamente desavenencias entre los dirigentes de las dos federaciones, la AFA (Argentina) y la CBD (Brasil), y algunas otras al mas alto nivel, el de los presidentes de los países (Juan Perón por Argentina y Getulio Vargas por Brasil), determinaron una nueva y extraña ausencia argentina en los mundiales. El ganador terminaría siendo, sorpresivamente, Uruguay. Los argentinos contemplaron asombrados el fenómeno, preguntándose que hubiera ocurrido si hubieran participado…pero ya era muy tarde.

 

No por eso, la política deportiva Argentina cambio y así fue que razones extrafutbolisticas privaron nuevamente al seleccionado su concurrencia al Mundial de Suiza en 1954, pero se produjo el regreso en Suecia 1958. Un año antes, la euforia era grande: Argentina había ganado brillantemente el Torneo Sudamericano de 1957 en Lima, Perú, goleando a todos los rivales con un terceto de oro en el ataque: Humberto Maschio, Antonio Angelillo y Enrique Omar Sivori. Tal fue la actuación, que los tres fueron transferidos a Italia. Pero no solo eso: en España, Alfredo Di Stefano, también argentino, relanzaba al Real Madrid con una nueva historia con cinco Copas de Europa de forma consecutiva entre 1956 y 1960. acompañado por otro muy buen jugador del equipo Blanco, Hector Rial.

 

Sin embargo, para el Mundial de Suecia, no fueron convocados ni Sivori, ni Angelillo, ni Maschio ni Rial…ni siquiera Di Stefano. Era tal la soberbia, que cuando un jugador emigraba a Europa ya no se lo tomaba mas en cuenta y solo se contaba con los de la liga local, y así fue como un crack de los años cuarenta y principios de los cincuenta como Angel Cabruna, viajo a Suecia con casi cuarenta años. No solo Argentina cayo en primera fase, sino que Checoslovaquia le propino un inolvidable 6-1. Ahora si que la lección parecía aprendida, pero no….

 

En 1962, lejos de apelar a Sivori o Di Stefano, el primero represento a Italia en Chile, y el segundo a España, aunque no alcanzo a jugar. El equipo argentino no pudo pasar nuevamente de la primera fase.

 

Desde Alemania 1974 y hasta España 1982, muchos en Argentina se preguntan como dos auténticos cracks, como Norberto Alonso y Ricardo Bochini, apenas si sumaron minutos mundialistas en sus carreras. Alonso, convocado para Argentina 1978 por el poder de turno y en contra del gusto del entrenador Cesar Luis Menotti, apenas si jugo los últimos minutos en el partido inaugural contra Hungria (que ayudo a remontar), casi nada contra Francia (se lesiono) y contra Brasil. Bochini, máximo ídolo de la historia de Independiente, entro en los ultimos minutos ante Bélgica en la semifinal de México 1986. El propio Maradona quedo fuera de la lista definitiva de 1978 al considerar Menotti que no estaba maduro para un Mundial, cuando había convertido nada menos que 25 goles en la misma liga en la que jugaba el 90 por ciento de los integrantes de esa misma selección.

 

En Italia 90, es inexplicable que uno de los mejores goleadores de Europa como Ramón Díaz, o uno de los mas talentosos jugadores de Francia, Alberto Marcico, no fueran citados por Carlos Bilardo, que de todos modos no los reemplazo por otros creativos, sino por mas y mas corredores y defensores, dejando a Maradona casi solo, junto a Claudio Caniggia en el ataque.

 

Quizás todo esto explique por que para este Mundial 2006, acaso no aparezcan en la lista argentina jugadores excelsos como Sergio Agüero, Fernando Gago, Hugo Ibarra o Leandro Gracian, por citar unos pocos de la liga argentina. Porque si antes era imposible considerar una convocatoria a un jugador que no estuviera en el país, ahora sucede al revez y sin saberse por que, se considera casi imposible convocar a un jugador que participe en la liga argentina.

 

Lo cierto es que pasan los años, cambian las circunstancias pero hay algo que se mantiene coherente y es que Argentina pudo y puede tener grandes chances de levantar nuevamente una Copa del Mundo,. Pero primero tiene que vencerse a si misma y eliminar las paradojas que recorren su historia.

 

ARGENTINA RECUPERA A SUS LESIONADOS

Por Guillermo Tagliaferri

 
José Pekerman, tras su viaje a Europa para ver de cerca a varios de sus elegidos para jugar el Mundial, regresó aliviado a Buenos Aires, ya que comprobó personalmente que los futbolistas con problemas físicos evolucionan favorablemente. Leonel Messi es el caso que más preocupó no sólo al técnico sino a un alto porcentaje de la afición argentina. El talentoso pibe del Barcelona se había vuelto a desgarrar el bíceps femoral de su muslo derecho en España, y resolvió hacer el tratamiento de recuperación en Rosario, controlado  por los kinesiólogos Jorge Fernández, de la Selección Argentina, y Juanjo Brau, del Barcelona. No habrá ningún inconveniente para que Messi, la gran promesa del fútbol argentino, llegue en perfectas condiciones a Alemania. En estos últimos días, Pekerman dio un mensaje: "No lo quiero a Messi como un salvador". En la defensa, sector donde se encuentran las mayores dudas en cuanto al funcionamiento, hubo dos lesiones prolongadas e importantes de dos marcadores centrales casi imprescindibles en el esquema: Roberto Ayala y Gabriel Heinze. El defensor del Valencia había sido operado de la rodilla derecha, en diciembre del año pasado, y en las últimas semanas reapareció. Hasta convirtió un gol en el 4 a 0 sobre Espanyol y dejó en evidencia que está okey físicamente. También Heinze pasó por el quirófano, por la rotura de los ligamentos de su rodilla izquierda, y pasó una extensa inactividad. Ya ocupa un sitio en el banco de suplentes del Manchester United y existen muchas chances que finalmente juegue el Mundial aunque habrá que aguardar. Otro susto lo brindó Pablo Aimar, quien debió ser internado por una sorpresiva meningitis aguda, pero ya recibió el alta médica y abandonó el centro médico, aunque deberá esperar para volver a ponerse la camiseta del Valencia. "El paso por Europa nos sirvió para seguir evaluando no sólo el aspecto técnico, sino también el cuerpo médico pudo verificar la evolución de los jugadores que están en proceso de rehabilitación y evaluar a quienes ya volvieron a la actividad. Quedé plenamente conforme", manifestó Pekerman.

 

EL DILEMA DEL ARCO ARGENTINO

Por Guillermo Tagliaferri

 

Mucho se viene hablando en los últimos sobre el arquero de la Selección Argentina para el Mundial de Alemania. Es, sin dudas, el puesto que más polémicas despierta y más opiniones desata en el ambiente. Son cuatro los candidatos a ocupar las tres vacantes que seguramente José Pekerman destinará a los ocupantes del arco, uno de las posiciones claves para cualquier equipo. Es sabido que el error del arquero practicamente no tiene forma de ser enmendado como el de otro jugador de campo. Más alla de algunas actuaciones poco convincentes de los últimos tiempos, todo indica que Roberto Abbondanzieri será el arquero titular de Argentina. Pekerman lo conoce muy bien al arquero surgido en Rosario Central y multicampeón en Boca Juniors y es su favorito. 

De los diez partidos de las Eliminatorias que le tocó conducir a Argentina, Pekerman optó por Abbondanzieri para ser el titular en nueve. Además lo incluyó en cuatro amistosos. A los 33 años, con 1,86 de altura y 88 kilos, Abbondanzieri acumula la mayor experiencia entre los arqueros seleccionados. Sabe lo que significa jugar en estadios complicados y ante rivales duros. Es cierto que tecnicamente dejó algunas dudas en sus últimos partidos con la Selección, inclusive tuvo culpabilidad en algunos goles, pero también hay que reconocerle que la defensa, con un constante cambio de nombres, no lo resguardó a fondo. 

El segundo nombre es el de Germán Darío Lux, de River Plate, 23 años, 1,85 del altura y 82 kilos, de excelentes reflejos y plasticidad. Con Pekerman, jugó un partido por eliminatorias, dos amistosos y los cinco de la Copa Confederaciones. Y fue el arquero campeón en los Juegos Olímpicos de Atenas, con Marcelo Bielsa como entrenador. 

El tercer arquero argentino para el Mundial tiene dos pretendientes: Leonardo Neoren Franco, de Atlético Madrid, u Oscar Alfredo Ustari, de Independiente. Franco tiene más experiencia, y una presencia en un amistoso en la era Pekerman. Con apenas dos partidos en la primera de Independiente fue transferido al fútbol español en 1997, tiene 28 años, mide 1,89 y pesa 79 kilos. Ustari posee un futuro impresionante, fue una de las mejores apariciones del fútbol argentino en los últimos meses y apenas tiene 19 años, 1,82 de altura y 70 kilos, y apariciones en las Selecciones sub 17 y sub 20. Una lesión en su rodilla derecha motivó recientes polémicas entre el cuerpo médico de la Selección y su club, eso podría jugarle en contra.

 

Y Khan dejó la selección

Por Laura Martín Sanjuán

 

Este fin de semana, el entrenador de la selección anfitriona del Mundial
de Fútbol, Juergen Klinsmann, anunció que el portero que defenderá a la
selección germana será Jens Lehmann, actualmente en el Arsenal inglés.
La decisión se toma años después de que el veterano portero comenzara a no
rendir al máximo nivel y el debate sobre la defensa nacional se abriera.
Mucha polémica, muchas páginas en la prensa, muchas declaraciones, para
que la cordura impere.


Hace años que Oliver Khan no rendía a su mejor nivel. Hace años que Oliver
Khan no era quien fue. En la Copa de Europa despuntaba Íker Casillas y la
prensa internacional se negaba a que un joven español le robara
protagonismo al veterano alemán. Pero Khan fue perdiendo brillo, habilidad, tacto y
soltura bajo los palos.


Cuando ya parecía que su retirada estaba cerca, la selección de su país
seguía contando con él. Pero el Mundial es otra cosa. Y el seleccionador
nacional, no sabemos si ha cedido a las presiones, le ha llegado un haz de
luz de sentido común o, simplemente, ha imperado el criterio de
seleccionar a los mejores. Y el portero del Arsenal lo es.


Si Alemania quiere ganar el Mundial, su Mundial, no puede vivir solo de un
grupo fácil y favores arbitrales. Tiene que poner en el terreno de juego a
los mejores jugadores.


El ciclo de Khan se ha terminado.
Suerte, Oliver.

 

SORIN VS. VERON
PELEA A LA ARGENTINA

 

Por Guillermo Tagliaferri

La ratificación del presente feliz de Juan Román Riquelme debió haber sido
el foco de interés para la Selección Argentina del reciente partido de
vuelta por los cuartos de final de la Liga de Campeones de Europa entre
Villarreal e Inter. 

 

Sin embargo un episodio extrafutbolístico, que rozó lo
escandaloso, se llevó los principales comentarios: la pelea entre Juan Pablo
Sorín y Juan Sebastián Verón. ¿Esta disputa feroz entre un referente del
pasado reciente y que aún tiene estrechas relaciones con varios integrantes
del plantel, como Verón, y otro también con gran ascendencia entre muchos de
sus compañeros y cuerpo técnico, como Sorín, ¿afectará el clima interno de
la Selección Argentina? Es posible* Porque este hecho indudablemente puede
traer consecuencias y es aquí donde José Pekerman deberá usar a pleno su
autoridad y su capacidad para manejar el grupo para evitar divisiones y
rencores.
Una vieja frase del fútbol dice que "los trapitos sucios se lavan en casa",
es decir que los problemas entre jugadores se arreglan entre cuatro paredes
y no a la vista de miles, o millones tevé mediante, de espectadores. La
Brujita Verón, seguramente dolido porque ve como se le evaporan las chances
de jugar su último Mundial, prefirió en esta ocasión hacer público su
disgusto y su bronca hacía Sorín, a quien considera culpable. Quedó en
evidencia en los insultos y las patadas que salpicaron todo el partido en El
Madrigal. Inclusive la situación pudo haber terminado peor, si los dos
argentinos no hubiesen sido separados por otros futbolistas más calmos
cuando parecía que se iban a los golpes.
Inmediatamente surgieron versiones sobre los motivos de la pelea entre dos
jugadores que hasta hace poco tiempo compartían la camiseta celeste y blanca
y eran figuras indiscutidas. Que Verón y Sorín no son amigos es un viejo
tema. Uno de los primeras discusiones surgió, hace tres años, cuando Sorín
fue contratado por Lazio y Verón le alquiló un departamento. Dicen que el
alquiler nunca fue abonado. Pero la situación alcanzó un punto alto con la
salida de Marcelo Bielsa de la dirección técnica de Argentina y el ingreso
de José Pekerman. Verón era uno de los preferidos del renunciante entrenador
y Sorín del nuevo técnico. Y los consejos y opiniones del volante derecho y
del lateral izquierdo eran escuchados por cada uno de los directores
técnicos.
 El cambio de capitanía, que pasaba de Roberto Ayala a Juan Pablo Sorín,
resuelto directamente por Pekerman disgustó mucho a Verón. La relación fría
y distante creció en ese momento. Y en los últimos tiempos, a medida que
desfilaban convocados y Verón quedaba siempre al margen, el jugador del
Inter. destilaba su bronca y, por lo bajo, suponía que Sorín tenía
influencia en su marginación.
Tras el escándalo en el estadio del Villarreal, Sorín declaró que "Yo no
saco ni pongo jugadores en la Selección. Tengo la conciencia tranquila. Lo
que pasa adentro de una cancha termina ahí". Para Argentina sería
conveniente que este tema acabe aquí, porque si se quiebra la convivencia
del grupo la estadía en Alemania será complicada..

 

 

GRUPO A
Alemania
Costa Rica
Polonia
Ecuador

GRUPO B
Inglaterra
Paraguay
Trinidad y Tobago
Suecia

GRUPO C
Argentina
Costa de Marfil
Serbia y Montenegro
Holanda

GRUPO D
México
Irán
Angola
Portugal

GRUPO E
Italia
Ghana
EEUU
República Checa

GRUPO F
Brasil
Croacia
Australia
Japón

GRUPO G
Francia
Suiza
Corea del Sur
Togo

GRUPO H
España
Ucrania
Túnez
Arabia Saudita

 

 

 

 

 

Volver a inicio